Foro de La Sexta Noche (La Sexta)

Para escribir en este foro es necesario entrar primero

  • Christian 17 oct 0:37
    Buenas noches. Habla María Claver con su legendaria imparcialidad.
  • Manolo 17 oct 22:28
    Buenas noches
  • begoaspi 11 oct 17:23
    Previsión de futuro: la pandemia seguirá con nosotros durante años, los suficientes para que la población mundial decrezca hasta números asumibles. Ya no valen las guerras mundiales para este propósito: de haber una se acabaría la vida para todos, incluidos los que han decidido que saben cómo quieren que sea el mundo y no tienen reparos en luchar por lograrlo. Para los que sobramos en esa sociedad del futuro la agonía va a ser dura y larga. Algunos morirán en los hospitales del propio coronavirus, otros de enfermedades varias que se creían tratables, que lo eran, pero que nadie se va a molestar en tratar. El resto nos suicidaremos: Nos mataremos nosotros mismos, les haremos el trabajo a los de arriba. Lo haremos por diversas razones: problemas de enfermedad crónica no tratada, problemas de pobreza inasumibles para quienes fuimos criados con otras expectativas, problemas de impotencia –la comprobación de que nada está en nuestras manos, de que nada podemos hacer que genere un cambio real en el rumbo de las cosas, problemas mentales producidos por la incertidumbre, que nos llevarán a poner fin a nuestras vidas como única manera de ponerle fin a ella, a la mldita incertidumbre, tan insoportable nos resulta a las mentes entrenadas en la fijación de objetivos y el diseño de planes para alcanzarlos. Durante cierto tiempo pulularán las hordas de zombis. Zombis a los que se les dirá por la televisión que son personas vivas y que tienen que colaborar para acabar con el virus. Que seguirán moviéndose por la ciudad vestidos con las mismas vestimentas que antaño, luciendo pelucas rubias o negras y ropas aparentemente decentes pero andando a un ritmo más lento, con las cabezas gachas si es que no van mirando al móvil pensando cada uno para sí que él o ella es el único zombi y que tiene que hacer lo posible para que no se le note, aunque sabe o al menos sospecha que en realidad nadie le está mirando. Poco a poco irán cayendo exhaustos, muertos de asco y de miseria, preguntándose cómo es que alguna vez pensaron que les gustaba la vida. Y si alguien está observando le vendrán a la cabeza las palabras de aquella canción: Another one bites the dust. Y el recuerdo tal vez le sirva para esbozar una última sonrisa antes de que le llegue su turno.
  • Nosoy 10 oct 21:36
    Estoy flipando con el alcalde.
  • Luar 3 oct 23:55
    Y tiene el papo de la asignacion del padre se la queda el Felipito para gastos imprevistos de la casa Real....a vivir del cuento....
  • Luar 3 oct 23:53
    Fuera los Borbones
  • Luar 3 oct 23:51
    Eso es gracias a nuestros padres que han luchado por la libertad
  • Luar 3 oct 23:51
    Margallo que eres un bien pagado
  • Luar 3 oct 23:50
    Ole y Ole Almeida
  • Eloy 3 oct 23:27
    Se nota que es comunista
  • Eloy 3 oct 23:27
    No deja hablar y el otro por educación no le dice nada......mandala a freír espárragos y que no interrumpa cuando hablas margallo
  • Eloy 3 oct 23:26
    Que poca educación tiene la almeida
  • Carmen 26 sep 1:19
    Estos señores donde viven, resulta que cuando estábamos en estado de alarma, el gobierno autoritario, piden ser las comunidades las que tienen la competencia, se la dan, y donde estamos, el mayor porcentaje de toda europa por cada 100000 habitantes, los que vivimos en las comunidades limítrofes muertos de miedo, y la culpa no la tiene Ayuso, lo tenemos los ciudadanos que se lo consentimos, ojo todos los políticos, que por el coste politico hacen que el barco no es que naufraje sino que le ponen una piedra. Luego estos señores dicen que es una campaña orquestada para echar a Ayuso, venga que se creen que somos todos imbéciles, el gobierno se ha columpiado mucho, pero en este momento mejor no confinar Madrid y en un mes toda españa, que si señores que es mejor pagar los ertes de toda España que los, Madrid, no es que Madrid es una comunidad singular y no se puede tratar como a las demás, si pero para todo, señores con el mismo ratio, el contagio no es el mismo, por muchas razones, cantidad de habitantes, grandes empresas, etc, en Madrid es mucho mas difícil de controlar que ni salga de Madrid que de la Rioja. Si en cataluña ha habido muchos contagios, pero en una semana esraban todos confinados, hay reacción porque se va intervenir, si hubiesen salido en Madrid las autoridades confinamiento ni estaríamos en este debate
  • Sandry 19 sep 0:45
    No entiendo nada, a mi por ir por la calle sola sin absolutamente nadie alrededor me multan por llevar la mascarilla bajada y en este programa todos sin mascarilla? Es muy absurdo.
  • José 19 sep 23:02
    Menudo programon
  • José 19 sep 23:01
    Hoy si que estamos de cine
  • Silvia 5 sep 22:23
    veo bien que se hable de la comunidad de madrid pero hay mychos problemas en otras comunidades quisiera comentar un caso que conozco de cerca se trata de un caso que da positivo el sabado 29 mediante pryeba pcr y le dicen que le llamara un rastreador para dar los datos de sus contactos este positivo llama a un compañero de trabajo para explucarle que ha dado positivo para que este prevenido por si le llama un rastreador ..a dia de hoy 5 agosto ningun rastreador todavia no ha llamado a este positivo para preguntarle por sus contactos y por consiguiente tampoco a su compañero les han fado la baja medica por telefono y cuando eñ compañero le pregunta al medico que vuando le van hacer la prueba el.medico le dice que el rasyreador le llamara ..la empresa por otro lado llama a este trabajdor que no es el.positivo y le dice que se haga la prueba por su cuenta ya que no la llaman para hacérsela cuesta 130 euros y esta persona no puede pagarla ...este caso es de la linea de la concepcion (cadiz) me preginto que tiene que hacer este trabajador que est en cuarentena con otra persona que es la que convive sin saber que hacer me pregunto cuantos casos habra como este en toda españa esto es un caos
  • begoaspi 29 ago 12:33
    En la manifestación de negacionistas de las que se habló en el programa de la semana pasada uno de los manifestantes, un chico joven, dijo ante el micrófono varias cosas que me parecieron absurdas. Pero también dijo una cosa que no lo es. Los centros de salud en la Comunidad de Madrid están vacíos, dijo. ¿Por qué? No sé si todos lo están, el mío SÍ. Completamente vacío. Y no solo eso. No hay forma de conseguir una cita telefónica como se hacía antes. Y hay personas que tampoco lo consiguen online. Hay que ir allí. Cuando llegas te encuentras con las puertas centrales obstaculizadas y solo dos espacios abiertos, de entrada a la derecha y de salida a la izquierda. En el rincón derecho hay una mesa con varios trabajadores sentados alrededor charlando entre ellos. Te preguntan qué quieres y si tu respuesta es válida te dicen que te pongas una solución hidroalcohólica en las manos y pases. Dentro está el hall con el mostrador de ventanillas a un lado. De cuatro o cinco ventanillas suele haber dos ocupadas, pero se ve más gente paseando por allí detrás y hablando con los de las ventanillas. Las dos veces que he estado la cola era muy reducida. A pesar de eso se tarda bastante en llegar a la ventanilla. Una de ellas tuve que entrar dentro para que me viera una doctora. Todo estaba completamente vacío, pasillos y salas de espera. Esperé un rato porque la doctora no había visto el aviso de recepción y solo cuando me vió allí esperando porque salió de su despacho a hacer algo cayó en la cuenta de que tenía que atenderme. Más tarde me mandó donde una enfermera para una cura. La enfermera no estaba en su despacho aunque yo tardé bastante en averiguarlo porque no debes llamar a la puerta sino esperar a que te llamen. Por fin me animé a hacerlo, pero no hubo respuesta. Seguí esperando y por fin apareció la enfermera. Tampoco estaba al tanto del aviso de la doctora. Me dijo: No pasan las llamadas ¿verdad? El caso es que yo no sé qué está pasando. No me atrevo a hacer juicios, no estoy dentro del sistema médico. Solo puedo afirmar que desde fuera no lo entiendo. ¿En esto consiste el refuerzo de la Atención Primaria? Señores médicos del programa, ustedes suenan realmente sensatos. ¿Saben lo que está ocurriendo a los niveles más bajos? ¿Cómo nos lo explican? ¿No será esta la verdadera razón del surgimiento y proliferación de los negacionistas? ¿Las constantes incoherencias entre lo que nos cuentan los responsables en los medios y lo que vemos en la calle? ¿No es ese un buen caldo de cultivo de la paranoia y el conflicto? Cuéntennoslo.
  • Eloy 8 ago 0:11
    O es una cortina de humooo
  • Eloy 8 ago 0:11
    No es penoso todo lo que está pasando con la muerte de tanta persona y no lo del rey que a mi me la suda
  • Eloy 8 ago 0:10
    El comunismo y junto con el socialismo ha sido muerte
  • Eloy 8 ago 0:09
    O eso no cuenta
  • Eloy 8 ago 0:09
    Me imagino sacristán que el tu padre te diría los asesinatos de carrillo nooo???
  • begoaspi 19 jul 12:28
    A mí lo que más me ha gustado ha sido el debate sobre el Rey Emérito. En estos tiempos tan duros en que una nunca sabe qué nueva noticia desesperanzadora le aguarda al minuto siguiente, resulta relajante asistir a un combate deportivo tan inocuo. Es un combate que se mueve en el terreno de la ficción, pero de la buena, porque no toca para nada nuestras vidas, Al menos la mía, aunque yo sospecho que la de muy poca gente. Porque si este señor ha robado, aunque llegara a devolver el dinero a mí no me tocaría ni un céntimo. De modo que el tema me queda a años luz. Yo lo que más recuerdo de D.Juan Carlos son dos cosas. Una vez que le vi en TV allá por el 2012 – acababa de venir yo de vuelta a España, a Madrid en concreto – dirigiéndose a los ciudadanos -¿sería Navidad?- y conminándonos al sacrificio. Eran tiempos difíciles y nos tocaba a todos sacrificarnos. Yo pensé de inmediato: Sacrifícate tú, ✲✲✲✲, que seguro que estas en condiciones de hacerlo, que yo, desde luego, no tengo nada que sacrificar. Lo segundo que recuerdo y que sucedió antes, unos años antes, fue aquello tan sonado de que le había mandado callar a Chavez. Yo por aquel entonces apenas seguía las noticias ni sabía quién era quién, pero la gente lo celebraba a carcajadas y yo no sabía si lo aprobaban o no. A mí particularmente no me parecía gracioso, sino una falta de educación un poco vergonzante. Hoy en día, sabiendo exactamente a quién se lo dijo, me pregunto si se hubiera atrevido a decírselo, por ejemplo, a Trump, incluso en el caso de que este último estuviera diciendo barbaridades. A nadie le oí decir que, al fin y al cabo, Chavez no era más que un indio.
  • Daniel 18 jul 0:47
    Ya no me gusta porque no hay buenos y largos debate. Hay temas que no pintan nada con el programa. Siempre está ese impresentable Martinez de Irujo y el pesado, aunque majo del presidente de Cantabria. Todos los demás intervinientes no son bienvenidos. No es ya el programa de antaño
  • begoaspi 11 jul 19:14
    1. Es mi quinto mes de coronavirus. Llevo unos días pensando en ir al médico. Sobre todo por lo de mi disfágia, que creo que así se llama mi mal: inflamación de algún tubo de esos que bajan desde la garganta – ¿tráquea, faringe, esófago? Es terriblemente incómodo y haga lo que haga, cuando la tengo, solo pienso en ese punto de mi cuerpo. Es como si me doliera el dedo gordo del pie porque está metido en un zapato que le aprieta. No parece grave, sobre todo porque la solución está a la vista: me puedo quitar el zapato. Claro que con la disfagia no es lo mismo, no puedo quitarme nada. Cuando pienso en ir al médico me deprimo: me imagino a mí misma defendiéndome de sus acusaciones: me acusa de no tener nada – si supiera como están otros…- y me receta ibuprofeno y paracetamol. Ante eso yo me cabreo y le digo que si él o ella no saben cómo ayudarme que por favor me diga quién o dónde pueden hacerlo o por lo menos lo van a intentar con más ahínco. El o ella se cabrean aún más y acaban diciéndome que eso es lo que hay y que si no me gusta que me cure sola. Es todo una situación hipotética, claro, fruto de las paranoias que han surgido de mis experiencias pasadas – pasadas durante la enfermedad Covid. Lo primero que tengo que hacer es llamar al centro de salud y pedirles que me cambien de médico. ¿Por qué? Porque me da apuro ver a mi médico anterior. La pobre me mintió y me aseguró que no tenía el coronavirus cuando yo insistí e insistí. Ahora me da apuro volver donde ella y decirle: no tenía el coronavirus, pero aun sigo con síntomas cuatro mesaes y medio después. Es obvio que la credibilidad ha quedado en entredicho. Ahora tengo que repetirle toda mi historia a mi nuevo médico, que seguro que está superocupado y superagobiado. Suponiendo que me den cita presencial, que puede que no lo hagan. Tendré que lidiar una vez más con otra voz anónima al teléfono. Probablemente se desespere cuando le diga que creo que sigo teniendo el virus dentro. Tendré que darle un link para que sepa que no soy la única que piensa eso: https://www.huffingtonpost.es/entry/el-mayor-experto-espanol-en-coronavirus-explica-un-aspecto-preocupante-que-estan-viendo-en-algunos-enfermos_es_5f058578c5b63a72c33ae50a?ncid=other_huffpostre_pqylmel2bk8&utm_campaign=related_articles
  • begoaspi 11 jul 19:12
    2. Me he enterado por este artículo: https://elpais.com/espana/madrid/2020-07-09/el-circuito-de-revisiones-para-pacientes-poscovid-cuatro-horas-intensivas-de-revisiones.html que en el hospital de Torrejón están haciendo un estudio de pacientes post-covid. Llamo al hospital para informarme de si es posible solicitar la participación en ese estudio. Me dicen- como ya me imaginaba – que solo es para pacientes que han estado ingresados en ese hospital. No me serviría contarles que mi contagio probablemente viniera de alguien de Torrejón, que abundan en el colegio donde estaba trabajando cuando la mierda esa. La globalización solo nos afecta en ciertos aspectos.
  • begoaspi 11 jun 10:32
    PETICIÓN DE AFECTADOS POR EL COVID-19 PERSISTENTE Afectados covid19persistente ha iniciado esta petición dirigida a Autoridades Sanitarias Españolas estatales y de Comunidades Autonomas Desde hace meses hemos sido diagnosticados bien por prueba o bien solo por sintomatología como pacientes de Covid-19, pero somos muchos los que conservamos los síntomas después de semanas. Las respuestas ante la persistencia de la enfermedad, después de recibida el alta, con toda o parte de la sintomatología que viene y va con más o menos fuerza, se está intentando resolver recetando ansiolíticos si te duele el pecho, antipiréticos si fiebre, jarabe si tos, etc. Es decir, simplemente aliviando dichos síntomas. A esos síntomas que persisten hay que sumar que a los afectados potenciales que han estado conviviendo con nosotros/as, si son asintomáticos se les niega cualquier tipo de test, prueba, o seguimiento. Las miles de personas que nos encontramos en esta misma situación de "curados", sin saber si la persistencia son secuelas o el coronavirus persiste, sufrimos soledad y desatención. Ante esto, estamos formando colectivos para reclamar a las autoridades sanitarias, tanto a nivel estatal como autonómico, un protocolo específico de seguimiento y tratamiento del Covid-19 Persistente. Cuanto más estamos moviendo esta petición, más casos estamos encontrando en la misma situación que nosotros: pacientes que se contagiaron del COVID19 hace semanas e incluso meses, y cuyos síntomas persisten. Si es tu caso, aquí te dejamos nuestra cuenta de Twitter donde puedes ponerte en contacto con nosotros. ¡Tenemos derecho a la salud, pública y digna!¡Unámonos!. Tanto si estás en nuestra misma situación, necesitamos tu firma para que el Ministerio de Sanidad y las consejerías de sanidad de las diferentes comunidades autónomas pongan en marcha un plan específico para pacientes con coronavirus persistentes.
  • begoaspi 8 jun 13:03
    Consumir 1. tr. Destruir, extinguir. U. t. c. prnl. 2. tr. Utilizar comestibles u otros bienes para satisfacer necesidades o deseos. 3. tr. Gastar energía o un producto energético. Elvira Lindo es la primera persona a la que oigo expresar cierta reticencia con respecto al uso de la palabra consumir en lo que se refiere a cultura: leer libros, asistir al teatro o al cine, ir a museos. Creo que ella solo se refirió a leer libros. Vi esa reticencia cuando a la pregunta del presentador que incluía esa palabra ella respondió no recuerdo exactamente cómo pero algo así como entrecomillando la palabra “consumir”. O subrayándola: Algo así como “Bueno, voy a decir consumir libros…” Fue muy sutil, como si se contradijera a sí misma para no meterse en discusiones que en ese momento no venían a cuento. Pero a mí me alegró que alguien más demostrara albergar esa duda. A nadie más se lo había oído. Autores y cantautores y artistas de diversa índole –algunos de ellos supuestamente revolucionarios - utilizan la palabra consumir con la mayor naturalidad hablando de lo que hacen los demás con sus obras. A mí me produce cierta vergüenza pensar en mí misma consumiendo libros y exposiciones. Y si alguien lee lo que yo he escrito no me gusta nada que lo consuma. Siento una resistencia interna a utilizar ese término, no sé bien de dónde procede. Miro las definiciones de esa palabra en la RAE e imagino que cuando la utilizan los demás se refieren a la número 2. “…otros bienes para satisfacer necesidades o deseos”. Bien, podría encajar ahí: sin embargo cuando yo la oigo me cuesta no atribuirle a esa palabra cierta cantidad de las definiciones 1 y 3: destruir, gastar. Percibo en la palabra “consumir” cuando se refiere a libros y otras manifestaciones culturales cierta connotación de avaricia: me veo a mí misma escondida en un rincón de un sótano, haciendo algo que no está bien hacer: consumiendo un libro a espaldas del mundo, quitando algo a los demás que no tengo derecho a quitarles: destruyéndolo para poder disfrutarlo a mi antojo. De hecho, me cuesta muchísimo imaginar que un libro o una obra de arte pueda sobrevivir después de haber sido consumido.
  • Christian 6 jun 1:23
    Tras años compartiendo mesa como tertulianos, María Claver se refiere a Jesús Marañas como Fernando. Sin comentarios ...
  • Christian 30 may 23:30
    El mejor mejor momento de la semana es cuando llega el sábado por la noche y me siento frente al televisor a ver la sexta noche. Ánimo Iñaki eres muy bueno.
  • begoaspi 25 may 16:34
    https://www.msn.com/es-es/noticias/internacional/los-m%C3%A9dicos-alertan-de-las-secuelas-de-la-covid-19/ar-BB14w1Vu?MSCC=1590329947&ocid=spartandhp Ayer mismo, domingo 24.
  • begoaspi 24 may 14:33
    Pero la enfermera tampoco quería que me marchara así que salió inmediatamente con mi bolsita y me invitó a entrar en su cuartito y a mostrarle el brazo. Después de extraerme la sangre me dejó una guía de plástico en el brazo por si tenían que medicarme. Así sí que no podía escaparme. Y ahora tocaba esperar. Afortunadamente, aunque la sala de espera no era enorme, se podían mantener las distancias con los otros pacientes. Aburrida, empecé a entablar conversación con diversas personas. Hablé con tres cuyos caso eran semejantes al mío: una se encontraba mal como si la enfermedad continuara, otra seguía sufriendo dificultad para respirar, otra pobre tenía fuertes dolores de cabeza – una mujer bastante joven. Hubo suerte y a las nueve y media me dieron los resultados – la doctora-ogro había querido asustarme, pensé. La que me entregó los análisis, dijo que todo estaba bien incluidos los índices de coagulación. No podían hacerme una PCR porque a esas alturas iba a dar negativo. Me fui y esa noche dormí bastante tranquila. Pero a la noche siguiente me atenazaba de nuevo el dolor- la sensación de rigidez de alguno de los tubos que baja desde la garganta, una sensación asquerosa. Me puse otra vez muy nerviosa, muy, muy nerviosa. Y así, hasta cuando sea. ¿por qué de esas cosas no se hablan? Por algo muy universal: el muerto al hoyo y el vivo al bollo. No hay que molestar a los vivos porque tienen que seguir viviendo. Por desgracia, siempre hay algunos con mala suerte.
  • begoaspi 24 may 14:29
    Cuando le pregunté si los análisis no iban a mostrar el estado de mis células y si el virus seguía o no en mi cuerpo casi le dio un ataque de indignación. O de risa, no sé. Lo que tú quieres, dijo, es un análisis de seroprevalencia – a mí no se me había ocurrido, pero tal vez tuviera razón. ¡Quería un análisis de seroprevalencia cuando ni a ella misma se lo hacían¡ Pues tendría que pedírselo al Ministerio de Sanidad, porque ellos eran los que decidían y en ese hospital no se hacían ni se podían hacer. Con toda esa información llegué a decirle tres veces que pensándolo bien, no, porque no me encontraba muy allá y me agobiaba mucho la idea de estar sentada en una silla de plástico durante más de siete horas sin comer ni beber, cuando lo que necesitaba era estar tumbada. Pero la doctora, ahora que ya le había pedido permiso a su superior y había recibido su visto bueno, había decidido que yo me quedara. Sí, sí, tenía que hacerme las pruebas, así me quedaría tranquila y la verdad es que era probable que en el centro de salud estuvieran demasiado agobiados para hacérmelas – sus palabras. Casi por hacerle un favor decidí quedarme. Eran las seis de la tarde. A las siete, ya en la zona de alto riesgo, aún no me habían llamado para extraerme sangre. Le paré a la enfermera que andaba llamando a pacientes para hacerlo y le dije que prefería irme a casa. Que aún no me habían sacado la sangre y que no quería estar allí hasta las dos de la mañana por lo menos.
  • begoaspi 24 may 14:25
    Mientras le escuchaba recordé un artículo que leí cuyo título era algo así: O TE CURAS o TE MUERES. Pero no recordaba haber leído ninguno que se llamara NO SE SABE NADA SOBRE LA DURACION DE LA ENFERMEDAD ni, por supuesto sobre las posibles secuelas. Mis esperanzas frustradas, le dije a la doctora que vale, que no hacía falta que me hicieran pruebas, que iría al centro de salud si es que las cosas habían vuelto a la normalidad en estos – hasta entonces tenían un sistema de urgencias que impedía de entrada la asistencia personalizada – y solicitaría que me hicieran análisis de sangre y lo que fuera necesario. Sí, por supuesto que las cosas eran normales en los centros de salud, me respondió ella, pero ya que había ido allí, al hospital, iban a hacer una excepción conmigo. Claro, que ella no podía decidirlo sola, estaban los protocolos, pero lo iba a consultar con no sé quién y ya me diría. La conversación fue bastante más larga, pero no puedo escribir tanto, aunque no careció de interés. En resumen, ahora era yo la que le decía que no y ella la que me decía que sí – que sí pero con truco, porque me aseguró que no iban a descubrir nada en las pruebas, que todo me iba a dar bien y que además iba a tener que esperar siete horas por lo menos sin poder salir de allí – zona protegida de alto riesgo, aunque faltaban las alambradas electrificadas – sin acceso a comida ni a bebida de ningún tipo, bueno, si estaba muerta de sed, podía pedirle un vaso de agua a alguna enfermera, seguro que me lo daba.
  • begoaspi 24 may 14:21
    Gracias Nosoy, me lo tomo como una respuesta. Pero tengo mis peros, tanto con respecto a los médicos como respecto a los medios de comunicación incluido este. Hay cosas que no se saben y otras que sí. Por ejemplo, se sabe que los casos como el mío existen y no como excepción. Ahora lo sé porque el otro día me decidí a ir al hospital a urgencias. Hasta ahora no lo había hecho puesto que no parecía estar al borde de la muerte, pero ahora, animada por los expertos del programa que animaban a la gente a acudir al médico si tenía problemas me animé a hacerlo. Pensé que en el hospital sabrían más de lo que saben en Atención Primaria como consecuencia de la experiencia adquirida durante estos meses. Y tenía la esperanza, absurda tal vez, de que me examinaran a mí, a mi persona individual con mi problema individual, y de que me escucharan y respondieran a mis preguntas. La doctora que habló conmigo, sin embargo, juzgó más conveniente echarme un sermón sobre el papel de las urgencias: mi caso no era urgente porque no tenía ni no-sé-qué ni no-sé-cuántos. Sus protocolos no les permitían hacerme pruebas, no había manera de justificarlo. En cuanto al hecho de que llevara ya más de dos meses y medio encontrándome mal, no era raro, había un montón de gente que presentaba síntomas mucho peores que los míos dos y tres meses después, pero aún no había habido tiempo de descubrir qué significaban, si iba a ser algo de por vida, si ciertas personas iban a desarrollar fibrosis pulmonar… Le agradecí la información aunque hubiera preferido que no me la espetara a la cara como si fuera de dominio público y yo, a pesar de saberlo de sobra, hubiera ido a allí a preguntarlo solo para molestarle a ella.
  • begoaspi 24 may 14:20
    Leer Posts de abajo a arriba.
  • Antonio Orla 23 may 1:29
    Ahora si...Sra Claver.. intente Ust.. no invertar argumentos para ocultar lo que es obio..personalmente la veo muy capaz de reconocer la verdad
  • Antonio Orla 23 may 1:21
    como veis,yo doy la cara,,no como algunos deflactores para con este gobierno..que por supuesto que se habra equivocado en algunas decisiones..pero,,,por Dios,,y quien no con esta catastrofe sanitaria,,y repito SANITARIA
  • Antonio Orla 23 may 1:15
    es una verdad como un templo el comentario del genial periodista Sr. Gervasio Sanchec...creo que todos, y digo tod@s deberiamos reflexionar al respecto,,p0r favor dejemonos de colores..ya esta bien..
  • Christian 23 may 0:51
    Obelix está interviniendo en la Sexta Noche.
  • Nosoy 23 may 21:13
    No se saben las secuelas del virus pues es nuevo ,en realidad no se sabe casi nada ,hay muchísimos estudios en proceso.En los hospitales no podemos cogernos las vacaciones en octubre en adelante por lo menos en mi comunidad porque no se sabe si en otoño podríamos tener un repunte.
  • begoaspi 17 may 14:11
    positivo y otra negativo, está a la espera de no sé qué. Por mi vecina me entero de que mis granitos y mis picores probablemente sean una urticaria provocada por el coronavirus. La señora para la que trabaja- ya en casa - la está sufriendo, le han dado una pomada para aliviar los picores. Pienso: Dios mío, se consigue más información hablando con una vecina que yendo al médico. Luego me cuenta mi hermana que en el ABC, creo, hablan de un chico joven que ha acudido repetidamente a urgencias con síntomas diversos tiempo después de haber sido dado de alta de la enfermedad. ¿Somos solo algunos? ¿Va a ser para mí una enfermedad crónica de la que nunca voy a ser capaz de deshacerme? Insisto, ya don dos meses y medio.
  • begoaspi 17 may 14:11
    Continuacion:
  • begoaspi 17 may 14:08
    En este inmenso barullo de información, de mentiras y de verdades a medias, los que queremos saber - como en el anuncio – lo tenemos crudo. Ayer, cuando el presentador le preguntó a uno de los expertos médicos a qué se debía que el diputado de VOX Ortega Smith estuviera sufriendo trombos un mes después de haber sido dado de alta del coronavirus, yo alargué las orejas con curiosidad porque el tema me toca muy de cerca y me resulta muy preocupante. No lo de los trombos – que aun no los he sufrido – sino lo de sufrir síntomas tanto tiempo después de haber contraído la enfermedad, pero la respuesta del experto quedó en agua de borrajas. Por él nos enteramos de que los trombos no son un efecto secundario sino un síntoma más. Yo particularmente había entendido que el presentador no se había expresado bien, no había querido decir efecto secundario sino secuela, pero el experto se agarró a ese término y a eso dedicó toda su respuesta. Creo que el presentador hizo un segundo intento de que el señor experto explicara la inusual tardanza del advenimiento de los trombos, pero a este ese punto no pareció interesarle, ni siquiera mostró extrañeza ni preocupación, lo más parecido a una respuesta que dio fue la excusa de lo poco que aún se sabe sobre el virus, pero no conectó esta respuesta directamente con el problema del tiempo, como si tuviera una voluntad expresa de no hacerlo. Yo llevo dos meses y medio sufriendo el coronavirus. Ni he muerto ni me he curado. Mis síntomas se repiten más o menos por ciclos. Mi primer síntoma fueron los dolores esporádicos de cabeza, seguidos de irritación de garganta, tos seca (muy seguida), un poco de fiebre, inflamación de la tráquea (horrible, como si se hubiera quedado rígida). Recibí tratamiento de corticoides por parte de una médico del centro de salud y la inflamación cedió. Dos días después comenzó otro ciclo, con los mismos síntomas pero con más fuerza, peores dolores de cabeza, peor tos y más fiebre. Volví al centro de salud donde ya se había instalado el sistema de emergencias y me felicitaron por estar como una rosa y no como otros que estaban muriéndose. Me mandaron a casa con la promesa de que estaría bajo vigilancia telefónica. Y así fue. La fiebre no me subió más de 37º 7´ y no llegué a tener insuficiencia respiratoria, pero pasé unos días bastante malos con el único consuelo del paracetamol. Luego vino la sensación de nausea, la diarrea y la pérdida del gusto y del olfato y de paso del apetito. Volví al centro de salud y la doctora que me atendió me recetó un jarabe para las náuseas que no se sabía muy bien si debía tomarlo o no. La náusea cedió en un día y no llegué a tomar el jarabe. A los síntomas anteriores se añadieron más tarde otros como los dolores musculares, por ejemplo de la totalidad de la parte izquierda del cuerpo empezando por el hombro y acabando por el pie, a veces con mayor incidencia en la parte baja de la espalda que yo creo que corresponde al riñón. Después de pasar un día con esos dolores me desperté a mitad de la noche con una sensación muy extraña en la parte baja del cuerpo, de las caderas para abajo, algo así como si estuviera paralizándose aunque no llegara a ese extremo. Al día siguiente las náuseas volvieron con mayor intensidad que la primera vez, junto con algo de diarrea pero sobre todo sensación de opresión en el colon. Muy desagradable. Cuando hablé con la doctora que me tocó esa vez, me dijo que no era extraño, que ya lo había visto en otros cuadros de coronavirus y que sonaba a inflamación de colon. Me dijo que normalmente solo duraba un par de días y me recomendó que tomara probióticos. Mi inflamación duró algo más, por lo menos cuatro y dos o tres más de recesión en los que solo aparecían los síntomas a ratos. Según otra doctora con la que hablé unos días más tarde eso no era más que una simple gastroenteritis y decidió borrarme de la lista de seguimiento. Como parece ser que no estaban muy bien coordinados seguí recibiendo llamadas. Y como no me subía la fiebre y solo tenía un poco de tos de vez en cuando y accesos fuertes de cansancio esporádicos, juzgaron que ya lo había superado y esa vez sí, se despidieron de mí, aunque me aconsejaron que me pusiera de nuevo en contacto si lo juzgaba necesario. Pasé unos días bastante buenos, aunque por la noche me amenazaba de nuevo el dolor de cabeza. Empezando con mucha suavidad, pero cogiendo un poco más de fuerza cada día. La amenaza también la sentía en la garganta, una especie de presión o agarrotamiento que he llegado a identificar como la personificación del coronavirus. A días me volvía la tos, aunque solo un poquito, nada que ver con las primeras veces, pero aun así preocupante. Al cabo de unos días los síntomas desaparecieron y volví a tener un descanso, un intervalo en el que empecé a concebir la esperanza de haberme curado. Ingenua de mí, cuatro o cinco días después comenzó un nuevo ciclo: pinchazos en la cabeza – ganglios linfáticos inflamados – presión en la garganta, dolor de las encías, hinchazón de los dedos, dolor zona del riñón, molestias zona del corazón, molestias en los oídos, picor en los ojos. Llamo al centro de salud. Me llama una doctora. Abrumada por mis explicaciones me confiesa que desgraciadamente no saben mucho del virus y me promete que seguirán llamándome por si las cosas se complican. Los días siguientes mejoro pero vuelven las náuseas. Una enfermera que me llama me riñe por haber tomado el jarabe que me había recetado una doctora unas semanas antes. No lo necesito, me dice. Pero tengo náuseas, insisto. A ella le da igual, solo dice que no debo tomar medicamentos por tomarlos. Yo no entiendo nada, pero empiezo a acostumbrarme a que las cosas no tengan el menor sentido. ¿Qué tiene ese jarabe que no me han contado? ¿Por qué me lo recetó una doctora pero no debo tomarlo? Poco a poco empiezo a encontrarme bien. Ahora sí, pienso, ahora me he curado. Estamos a primeros de mayo, he tardado dos meses en superar la enfermedad, bueno, algunos somos más lentos. ¿Estaré inmunizada? Maravilloso, ya no contamino. Cuando voy de paseo llevo mascarilla, por si acaso, pero aun así, me siento casi orgullosa de estar limpia. Una mañana me levanto rascándome. Me descubro tres granitos en el brazo. ¿Picadas? Posiblemente. Al día siguiente tengo muchas más, en los brazos, en la espalda, en los pies, hasta en el ombligo. Pican como condenadas. Pero no hay rastro de mosquitos, ni de ningún otro insecto. ¿Pulgas? No tengo animales y ningún animal ha venido de visita. ¿Las habré traído con las piñas que había recogido en el pinar para mis trabajos artísticos? Todo es posible. Compro insecticida. Cambio la ropa de cama, rocío bien la habitación de insecticida y la cierro durante horas. Duermo en otro cuarto pero me despierto igualmente con picores. Decido ir al médico. Esta vez voy a pedir cita con Sanitas, que tengo por el curro. La médico es muy amable y le cuento todo el rollo del coronavirus, muy resumido. Me mira las picaduras. ¿Chinches? Dice. ¿Chinches? Digo. No tengo ni idea cómo son los chinches ni cómo han podido llegar a mi casa en esta época de confinamiento pero vuelvo a desinfectar mi habitación y la otra, doy la vuelta al colchón, lo pongo todo perdido de desinfectante y me refugio en una especie de galería con las ventanas abiertas para no respirar esa mierda y acabar peor aún. De todas maneras los picores se están calmando y he decidido no comprar los antihistamínicos que me ha recetado la doctora. El mismo día en que voy al médico, a la vuelta empiezo a encontrarme mal. Un mal indefinido, simplemente quiero tumbarme y reposar la cabeza. Apenas me siento capaz de fregar los platos. Me voy pronto a la cama porque estoy muy cansada, pero casi no puedo dormir, como si el cansancio no me permitiera conciliar el sueño. Durante los días siguientes vuelven algunos síntomas del coronavirus, versión suave: sobre todo agarrotamiento de tráquea, algo de tos y mucho cansancio. Poco a poco vuelvo a la normalidad. Ayer, volviendo del paseo de las ocho, me encuentro con una vecina cuando subo las escaleras. Ha abierto la puerta para depositar el reposapiés limpio. Le pregunto que qué tal y empezamos a hablar, guardando las distancias, yo de pie en las escaleras. Me cuenta cómo una señora de ochenta y seis años a la que ella cuida ha pasado el coronavirus y ha estado ingresada en el hospital, pero ha salido. A ella le han hecho las pruebas claro, pero una ha dado po
  • Christian 2 may 1:39
    Maria Claver continùa con su "condición" de porcina.
  • Silvia 2 may 1:22
    pero ninguno con Covid siendo yo persona de riesgo. Me asusta lo que escucho porque las medidas políticas y sanitarias van por separado. Solo quiero como ciudadana pensar que nos están protegiendo. En las condiciones de mi familia solo nos preocupa la Salud!!!!!!!!! Ya volveremos a la lucha del trabajo.
  • Silvia 2 may 1:19
    Dos hijas en paro y una con ERTE.
  • Silvia 2 may 1:18
    Soy recién pensionista. Mi marido autónomo de pequeña empresa.
  • Christian 2 may 0:29
    Cambiando de tema: Juan Echanove es ya centenario ¿Verdad?. Era "hermano de leche" de Josê Coronado, pero su apariencia no puede ocultar que es uno de nuestros centenarios,de segunda década, más populares.
  • Christian 2 may 0:24
    María Claver a punto de expresar su imparcial opinión. ¿Habrá hecho algo bien el gobierno?. O por el contrario todo lo que ha decidido ha constituido un monumental y absoluto despropósito. Es imposible imaginar su postura. Es tanvtremendamente objetiva ... Por eso participa en tantas tertulias.
  • Daniel Esteb 30 abr 15:36
    yo apoyo a la hostelería
  • Christian 25 abr 1:11
    Angélica Rubio y Eduardo Inda "se ponen" mutuamente. Ellos no lo saben pero le haría más ilusión a Inda.
  • Christian 25 abr 1:06
    La explicación es que antes Inda siempre se afeitaba en barberías.
  • Christian 25 abr 0:09
    ¿Seré yo el único que piensa que Mercedes Milá es una auténtica imbécil?. Y se permite hacer público que es ella la que no soporta Monegal. ¿Cômo se puede ser tan estúpida, pues además piensa que es super fantástica?. Y la invitan como referencia periodística. Menuda impresentable más protegida. No sé como lo hace. Tonta del culo. Engreída imbécil.
  • Miguel 25 abr 22:31
    Pero ahora denunciais al precio que se debería pagar para que todo los ciudadanos podamos acceder, farmacéuticos, esperados a que mande la derecha para acabar con la gente de España que la mayoría no somos millonarios
  • Miguel 25 abr 22:28
    Anda ahora los farmacéuticos, ellos te despachaba n con mascarillas, y no tenían para vender, y encima nos quieren seguir engañando cuando todos sabíamos que el Gobierno iba a regular para que no se abusase en los precios. Farmacéuticos, iros a la mierda, no habéis denunciado el excesivo precio a los que se os proveía
  • Eoeo 25 abr 22:04
    Ella ya sabía que la engañaban no me j...
  • Miguel 25 abr 22:03
    ¿Este programa lo mantiene el PP? Eso parece, vaya mierda de despropósito de programa. Parecía que buscaban la veracidad y no engañar a la audiencia, pero me engañaron , solo ayudan a los que nos venderían las mascarillas de 4 horas a 7 Euros, vaya mierda de programa y el presentador dice que es de Bilbao, será de la margen derecha.
  • begoaspi 19 abr 14:06
    Los duelos entre Carmona y María Claver son inmensamente aburridos y, sin embargo, parecen haberse convertido en sección fija del programa. Iñaki, el presentador, les reprende con sensatez, pero eso no le impide permitir que sigan durante un buen rato. He llegado a la conclusión de que está en el guion. No sé qué pensará otra gente, a mí me parecen un rollo: ninguno de los dos aporta argumentos interesantes y no hacen más que interrumpirse el uno al otro. ¿Quién es más creíble? Ninguno. Siento que este tipo de espectáculos son un insulto para la inteligencia de los espectadores. Otra sección que me repele es la de las emociones baratas. ¿A qué viene eso de darle la sorpresa a la celadora del hospital poniendo a su marido y a su hijo en otra pantalla? ¿Acaso no les ve todos los días? ¿Y toda esa mierda de que el marido le ha perdonado por haberle contagiado el virus? ¡Qué gran emoción! Ya sé que la Sexta es experta en mezclar elementos de diversos géneros, pero de verdad, no me encuentro muy bien, no me hagáis vomitar.
  • begoaspi 19 abr 14:05
    Vaya, parecía que no se copiaba y lo he copiado tres veces. Si queréis leerel texto solo es una tercera parte. Luego está repetido.La última palabra es descubrirlo.
  • begoaspi 19 abr 14:02
    El primer mantra que recuerdo fue el de “creo en mi sistema de salud” o dicho en lenguaje coloquial “tenemos el mejor sistema sanitario del mundo y los mejores profesionales.” Pocas semanas después el sistema colapsaba. Nadie ha dicho que sea así, pero cuando una – y demasiados más – pasa de llamar al médico porque sabe que no sirve para mucho y teme que acudir a un hospital o a un centro médico pueda ser más peligroso que quedarse en casa y rezar, es porque el sistema de salud más o menos ha colapsado. En nuestros profesionales teníamos que creer, pero no solo en sus conocimientos y habilidades sino en la magia que los iba a mantener a salvo del virus, porque equipos para protegerse no iban a tener. Después vino el mantra de la solidaridad “todos somos solidarios” aunque nadie sabe muy bien qué significa eso. ¿Significa que en algunas residencias se ordena a los trabajadores que no utilicen mascarillas para no asustar a los huéspedes? Very typical Spanish, by the way, irracionalidad al poder. ¿Significa que hay personas que nos cantan desde sus balcones? Debe de ser eso. No sé, yo he estado esperando a que me expliquen cómo se traduce esa solidaridad en términos de vida cotidiana y sigo esperando. No digo que no la haya, solo que yo no sé qué significa. Yo a la gente – en los supermercados, que es el único sitio donde la veo - como dijo no sé qué artista en la tele - ¿fue Sabina? – la encuentro más fría, más incómoda, menos dispuesta a seguirte un comentario cualquiera que haces por entretenerte mientras esperas en una cola. El único sitio donde la sociabilidad debe de estar socialmente aceptada parece que son los balcones, aunque yo no tengo experiencia en ese sentido: ni tengo balcón ni he notado otra cosa en mi vecindad que algunas manos anónimas aplaudiendo. Después de esa trayectoria de mantras no es de extrañar que al oír el último se me encendiera la lucecita de alarma: “esto pasará, esto va a tener un final”. De pronto todo el mundo en la tele y también algunos conocidos con los que estoy en contacto lo decían: “esto va a pasar, lo vamos a superar.” En mi mente suspicaz ese tipo de frases aparecía con traducción a la vida real: “esto es el final, pero no de la pandemia, sino de nuestra esperanza.” Días después se empiezan a extender las noticias. El desconfinamiento se hará en varias fases: la primera tal vez llegue en junio o en julio, pero aun no habrá verdadera movilidad. ¿Tampoco entonces podré ir al norte a ver mi familia? ¿Tendré que seguir aislada, sola, y encima sufriendo el insufrible calor de Madrid en un piso sin aire acondicionado? La segunda fase quizá llegue en agosto o a finales de verano. Luego se empiezan a soltar fechas cada vez más lejanas: finales de año, 2021, 2022… La supuesta vacuna, en la que están trabajando miles de laboratorios por todo el mundo, ya no va a tardar en descubrirse un año, sino más. De un tratamiento efectivo ni se habla, a pesar de que he leído noticias que afirman que existen medicamentos que matan al virus en dos o tres días. (Desgraciadamente se necesita un tiempo infinito para hacer las pruebas exigidas por las autoridades sanitarias. Estoy hablando de EEUU.) Apaga y vámonos. ¿Cuál será el próximo mantra? Ansiosa por descubrirlo. El primer mantra que recuerdo fue el de “creo en mi sistema de salud” o dicho en lenguaje coloquial “tenemos el mejor sistema sanitario del mundo y los mejores profesionales.” Pocas semanas después el sistema colapsaba. Nadie ha dicho que sea así, pero cuando una – y demasiados más – pasa de llamar al médico porque sabe que no sirve para mucho y teme que acudir a un hospital o a un centro médico pueda ser más peligroso que quedarse en casa y rezar, es porque el sistema de salud más o menos ha colapsado. En nuestros profesionales teníamos que creer, pero no solo en sus conocimientos y habilidades sino en la magia que los iba a mantener a salvo del virus, porque equipos para protegerse no iban a tener. Después vino el mantra de la solidaridad “todos somos solidarios” aunque nadie sabe muy bien qué significa eso. ¿Significa que en algunas residencias se ordena a los trabajadores que no utilicen mascarillas para no asustar a los huéspedes? Very typical Spanish, by the way, irracionalidad al poder. ¿Significa que hay personas que nos cantan desde sus balcones? Debe de ser eso. No sé, yo he estado esperando a que me expliquen cómo se traduce esa solidaridad en términos de vida cotidiana y sigo esperando. No digo que no la haya, solo que yo no sé qué significa. Yo a la gente – en los supermercados, que es el único sitio donde la veo - como dijo no sé qué artista en la tele - ¿fue Sabina? – la encuentro más fría, más incómoda, menos dispuesta a seguirte un comentario cualquiera que haces por entretenerte mientras esperas en una cola. El único sitio donde la sociabilidad debe de estar socialmente aceptada parece que son los balcones, aunque yo no tengo experiencia en ese sentido: ni tengo balcón ni he notado otra cosa en mi vecindad que algunas manos anónimas aplaudiendo. Después de esa trayectoria de mantras no es de extrañar que al oír el último se me encendiera la lucecita de alarma: “esto pasará, esto va a tener un final”. De pronto todo el mundo en la tele y también algunos conocidos con los que estoy en contacto lo decían: “esto va a pasar, lo vamos a superar.” En mi mente suspicaz ese tipo de frases aparecía con traducción a la vida real: “esto es el final, pero no de la pandemia, sino de nuestra esperanza.” Días después se empiezan a extender las noticias. El desconfinamiento se hará en varias fases: la primera tal vez llegue en junio o en julio, pero aun no habrá verdadera movilidad. ¿Tampoco entonces podré ir al norte a ver mi familia? ¿Tendré que seguir aislada, sola, y encima sufriendo el insufrible calor de Madrid en un piso sin aire acondicionado? La segunda fase quizá llegue en agosto o a finales de verano. Luego se empiezan a soltar fechas cada vez más lejanas: finales de año, 2021, 2022… La supuesta vacuna, en la que están trabajando miles de laboratorios por todo el mundo, ya no va a tardar en descubrirse un año, sino más. De un tratamiento efectivo ni se habla, a pesar de que he leído noticias que afirman que existen medicamentos que matan al virus en dos o tres días. (Desgraciadamente se necesita un tiempo infinito para hacer las pruebas exigidas por las autoridades sanitarias. Estoy hablando de EEUU.) Apaga y vámonos. ¿Cuál será el próximo mantra? Ansiosa por descubrirlo. El primer mantra que recuerdo fue el de “creo en mi sistema de salud” o dicho en lenguaje coloquial “tenemos el mejor sistema sanitario del mundo y los mejores profesionales.” Pocas semanas después el sistema colapsaba. Nadie ha dicho que sea así, pero cuando una – y demasiados más – pasa de llamar al médico porque sabe que no sirve para mucho y teme que acudir a un hospital o a un centro médico pueda ser más peligroso que quedarse en casa y rezar, es porque el sistema de salud más o menos ha colapsado. En nuestros profesionales teníamos que creer, pero no solo en sus conocimientos y habilidades sino en la magia que los iba a mantener a salvo del virus, porque equipos para protegerse no iban a tener. Después vino el mantra de la solidaridad “todos somos solidarios” aunque nadie sabe muy bien qué significa eso. ¿Significa que en algunas residencias se ordena a los trabajadores que no utilicen mascarillas para no asustar a los huéspedes? Very typical Spanish, by the way, irracionalidad al poder. ¿Significa que hay personas que nos cantan desde sus balcones? Debe de ser eso. No sé, yo he estado esperando a que me expliquen cómo se traduce esa solidaridad en términos de vida cotidiana y sigo esperando. No digo que no la haya, solo que yo no sé qué significa. Yo a la gente – en los supermercados, que es el único sitio donde la veo - como dijo no sé qué artista en la tele - ¿fue Sabina? – la encuentro más fría, más incómoda, menos dispuesta a seguirte un comentario cualquiera que haces por entretenerte mientras esperas en una cola. El único sitio donde la sociabilidad debe de estar socialmente aceptada parece que son los balcones, aunque yo no tengo experiencia en ese sentido: ni tengo balcón ni he notado otra cosa en mi vecindad que algunas manos anónimas aplaudiendo. Después de esa trayectoria de mantras no es de extrañar que al oír el último se me encendiera la lucecita de alarma: “esto pasará, esto va a tener un final”. De pronto todo el mundo en la tele y también alg
  • Christian 11 abr 1:01
    Atención. María Claver hace aparición.
  • JJ 11 abr 21:41
    Mis más sinceras felicitaciones al Ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones Sr.José Luís Escrivá. Hoy sábado dia 11 de abril a las 21:30 horas a tres preguntas concretas sobre el desconfinamiento o la renta mínima de inclusion, no ha respondido a ninguna de ellas con elementos concretos, sólo con florituras propias de un verdadero fautista de Amelin.
  • Macarena 11 abr 21:34
    Me gustaría hacer una consulta al ministro: ¿Para los autónomos también se incluyen en la renta mínima?. Una familia de una madre autónoma y 2 hijos estudiantes mayores de edad, ¿Cuántos recibiría?
  • begoaspi 5 abr 17:18
    Al Señor Presidente de Cantabria se le olvidó responder cómo iban a distribuir sus mascarillas caseras entre la población. O no lo quería contar. O aun no estaba seguro. O no oyó la pregunta porque estaba demasiado atareado hilando el discurso que quería dar. A mí me da igual porque no vivo en Cantabria. Pero me parece lo mínimo que deben hacer las autoridades ahora que han decidido que la mascarilla es un hada buena y no una bruja mala, como nos dijeron al principio haciendo de la necesidad virtud. Y ya sé cómo deben hacerlo aquí en Madrid, que es donde yo vivo. Hoy en la cola del supermercado había una señora mayor detrás de mí, a la más que reglamentaria distancia de dos metros, que se afanaba sosteniendo unas servilletas de papel sobre la boca. Me ha dado pena. Le he dicho: “podría coserlas a una tela y sujetar alguna cinta para poder colocársela bien y no estar tan incómoda”. “No, no puedo”, me ha respondido. No le he preguntado por qué aunque me resultara extraño que una señora de su edad no supiera coser, sus razones tendría. “Sí”, le he dicho,” ahora dicen que tenemos que usar todos mascarilla.” “ Si, pero no las hay en la farmacia”, ha dicho la señora. “Yo tenía una caja de mascarillas de farmacia que compré por equivocación hace un par de años, porque lo demás,,, No sé”. He dicho. Luego me ha venido la idea. “Deberían mandarnos una a cada domicilio, esa sería la solución.” Sí “ ha dicho la señora muy considerada, “podrían mandárnoslas a reembolso”. “Sí ¿por qué no? He dicho pensando que como no tengo gastos aparte de los básicos podría permitirme pagar por una mascarilla. Pero, ¿Y todos esos que ya tienen mascarillas? Quizá no quieran gastarse más dinero en otra, he pensado mientras caminaba hacia mi casa. Quizá la solución sea que el ayuntamiento saque unas listas de todos los domicilios de Madrid y quien la necesite apunte el pedido en su domicilio. Ya está, solucionado. Ahora que lo hagan. Los detalles, como intervalos para los pedidos, etc. los pueden decidir ellos. Cuando hay elecciones no tienen ningún inconveniente en mandar propaganda a cada buzón a nombre de cada persona censada.
  • Christian 4 abr 0:23
    Un sábado más, viendo como María Claver sigue actuando como la auténtica cerda que es. Increíble.
  • Christian 29 mar 2:02
    María Claver sigue en su línea. ¿Cómo se puede ser tan guarra?. 😂😀😂😀😂😀
  • begoaspi 26 mar 16:17
    ¿Cómo se lo están permitiendo? ¿Por qué no va allí el ejército y les obliga a trabajar? ¿Por qué la gran labor de la policía consiste en detener a gente o multar a gente que se da pequeños paseos clandestinos? ¿Donde está el horizonte? ¿Ya nos han robado el mundo?
  • begoaspi 26 mar 16:12
    La sanidad privada recorta plantilla y cierra centros en plena pandemia . EL PAIS
  • Christian 22 mar 2:04
    Es que sigo oyéndola y vaya bola de porquería.
  • Christian 21 mar 1:57
    María Claver sigue actuando como la guarra que es. Como pueden seguir teniéndola ahí. Es mucho, mucho, mucho más que una impresentable. Que asco.
  • begoaspi 15 mar 13:44
    Segundo punto incomprensible y que te hace pensar que los políticos son unos imbéciles o unos sinvergüenzas: el metro de Madrid, hasta el mismo día en que se suspendieron las clases siguió manteniendo una frecuencia inaceptable que obliga a los viajeros a situarse a unos veinticinco centímetros de tres o cuatro compañeros de viaje y a respirar todo menos aire limpio. No observé absolutamente ningún ánimo de mejora de las condiciones de los pasajeros desde la llegada del coronavirus a España. Y de eso no hablo yo solamente, también mis vecinos. Todo esto es información de primera mano para la Sexta, que también está sumida en la endogamia y en la comodidad de su pedestal y sus privilegios.
  • begoaspi 15 mar 13:43
    Es gracioso, cómo las cosas son tan distintas en la tele. A la gente de la tele le hacen el test del coronavirus de modo que tienen información para poder actuar en consecuencia. A la gente que no aparecemos en la tele no nos hacen el test aunque tengamos síntomas, a menos, dicen, que hayamos estado con alguien que ya haya dado positivo. Peor aún, nos intentan convencer de que esos síntomas seguro que son otra cosa más leve. Los españoles, médicos o no, siguen siendo españoles. Cumplen órdenes: y si la orden es “desconfía de tu prójimo, son todos unos histéricos” pues desconfían y te tratan como si fueras tonto, como si no hubieras vivido mil gripes y no supieras diferenciar, como si no tuvieras una cabeza con la cual registrar lo que te está sucediendo. Y si la orden es “eso no es coronavirus aunque lo parezca” una buena parte de ellos es capaz de suspender temporalmente su propio juicio y obedecer a rajatabla. Algunos no necesitamos sicólogos, necesitamos respeto. Prefiero que me digan: mira, lo siento mucho pero no podemos hacerte el test del coronavirus, a menos que seas alguien importante, no nos lo permiten, a que me digan tal como me dijo la última doctora que me vio: “Si, claro, seguro que todos tenemos el coronavirus, también yo, pero lo que importa es si tienes fiebre alta o dificultades respiratorias.” Ahora que estamos en confinamiento y a menos que el virus se torne más imprevisible de lo anunciado eso ya no parece demasiado importante pero hace una semana lo fue, cuando mi médico me aseguró que no pasaba nada y que no veía por qué no podía seguir yendo al colegio donde trabajo.
  • David 15 mar 3:05
    Ferreterías, tiendas de pinturas, bricolaje. Pueden abrir????
  • David 15 mar 2:16
    Las empresas del sector de la construcción y venta de materiales de construcción, están obligadas a cerrar??. Yo trabajo en un almacén de venta de materiales de construcción y de climatización. Qué tengo que hacer, debo ir a trabajar o me tengo que quedar en casa??. Entiendo que mi empresa no vende ningún material de primera necesidad. Quisiera me lo aclararán por favor. Gracias.
  • José Luis 14 mar 1:34
    La historia está repleta de cientos de casos en los que gobiernos en todo el mundo experimentaron de forma inhumana con personas dando lugar en muchos casos a comités que conformaron la actual bioetica. Si se hizo en pasado, quien nos asegura que no se haga hoy. Que intereses hay tras toda esta crisis y porque no se habla de ello, de los responsables.
  • José Luis 14 mar 1:31
    Hola, buenas noches a todos. He oído y leído en diferentes fuentes públicas que la cepa de virus conocida como covid-19 es de diseño, es decir, creada artificialmente. Según las fuentes a las que he accedido he podido contrastar (todos coinciden) en que la citada cepa de corona virus ha sido diseñada en un laboratorio de microbiologia localizado en Wuhan (zona cero de la pandemia) por un grupo de investigadores de Francia y Canadá. Si esto es cierto (no estoy seguro, me remito a lo visto y leído en diferentes publicaciones) me resulta inusual que los medios de comunicación no sólo no hagan eco de dicha situación. Por otro lado, si fuese cierto, ¿se exigirán responsabilidades penales y civiles?. ¿Todas las personas damnificadas por dicho virus, serán indemnizada?.
  • Antonio 14 mar 1:20
    Queremos una solución ya
  • Antonio 14 mar 1:20
    Los Auxiliares del Servicio de Ayuda a Domicilio de Granada nos enfrentamos a esta pandemia sin ningún tipo de Epi,somos alrededor de 750 trabajadores que atendemos a más de 3500 usuarios en situación de Dependencia y con alta vulnerabilidad.
  • David 14 mar 23:59
    Hola quiero ver si alguien me puede aclarar si el sector de la construcción y empresas que venden materiales de construcción también deben cerrar o los que trabajamos en un almacén así tendremos la obligación o no de ir a trabajar???
  • MPaloma 13 mar 17:57
    Madrileños no, personas que viven en la comunidad de Madrid, las personas que se han desplazo a la Costa de Murcia, serán personas irresponsables o que han vuelto a la comunidad donde han nacido o tienen a sus padres o abuelos, pero me gustaría que la locutora Carmen Mendizábal que tanto generaliza realizara un estudio exhaustivo para saber realmente el origen de los individualistas, los madrileños somos personas muy responsables, concienciadas y poco egoístas por regla general ya que desde aquí se atiende en la sanidad a toda la población esea o no de nacimiento de Madrid.
  • Carmen 15 feb 0:28
    Puede alguien traducirme a marcuenda? Es que no se que quiere decir ¿no? ¿no? ¿no? no? no? ¿no?¿no? ¿no? ............................................................................................................¿no?
  • Christian 15 feb 0:28
    Soy solo yo o María Claver produce asco. Da mucho asco
  • Carmen 25 ene 23:36
    Que hace una mente como el"Sr" Marchuenda en una television de ambito nacional? Es un impresentable retrogrado y analfabeto ment
  • Carmen 11 ene 22:39
    Quien dice mas veces ¿no? hablando el Marcuenda o la Claver?
  • Jose Luis 28 dic 22:58
    Pero es que nadie va a parar está maldita música de fondo me está poniendo tan nervioso que voy a tener que cambiar de canal
  • Merche 28 dic 22:49
    A quien se le a ocurrido poner música de fondo en un debate!!! Te pone de los nervios!!!😬
  • Nathalie 7 dic 1:47
    Para que las pensiones sean válidas en el dro
  • Antonio 30 nov 23:15
    estoy hasta los huevos de escuchar a toda esta banda de comunistas, me voy de aki que que me ponen negro toda esta gentuza mentirosa , catalanes y rojos.
  • Antonio 30 nov 23:11
    esta cadena es una mierda, y el progre del presentador ya es el colmo, solo pueden cortar los comunistas estos de mierda
  • Paloma 28 nov 1:20
    Con dinero se logra todo. Pero todavía quedamos unos pocos pequeños.
  • Paloma 28 nov 1:18
    Y si no es mentira. Es pagar.
  • Paloma 28 nov 1:17
    Yo he aprendido que los pies en la tierra . La sexta es mentira.
  • Paloma 28 nov 1:15
    Y es totalmente montaje. Ningún programa puede ser real.
  • Paloma 28 nov 1:11
    La sexta hay veces que hace gracia. Pero hace mas daño que gracia.
  • Carmen 23 nov 0:07
    Entre Marcuhenda Inda y la Claver van a acabar hundiendo a la derecha

Ver mensajes más antiguos

©2020 Telépatas - condiciones del servicio - política de privacidad -